Categoría: Actualidad

3 RAZONES PARA EMPEZAR A ESTUDIAR CHINO. Y no abandonar tu propósito

Hola,

Quizá estás planteándote apuntarte a estudiar chino mandarín. Ya llevas tiempo con la idea en la cabeza pero no das el salto definitivo para tirarte a la piscina.

Quiero aprovechar que se acerca el nuevo curso académico para darte la bienvenida a esta comunidad y proponerte algo.

Pero antes necesito hacerte una pregunta:

¿Qué es lo que te frena?

  • Quizás sea porque a tu alrededor continuamente oyes cosas como: “¿Para qué quieres estudiar chino si los chinos todos hablan inglés?”.
    Sinceramente, tú crees que si un extranjero viniera a España de viaje o a estudiar sería capaz de mantener una conversación en inglés con cualquier paisano de cualquier edad?? A que no. Pues en China pasa lo mismo. El inglés para ciertos ambientes académicos y de negocios.

 

  • Es porque te han quitado las ganas de estudiar diciéndote que eres demasiado mayor ya para estudiar algo tan difícil.
    _ Si todavía estás formándote, da igual que curso y que disciplina, estás a tiempo. Pero no lo postergues. Empieza cuanto antes.
    _Si estás trabajando y quieres mejorar y aspirar a más, también estás a tiempo. Quién dijo que aprender y tener aspiraciones tienen edad?

 

  • ¿Difícil el chino? Te puedo asegurar que el 99,9% de las personas que emiten este juicio, no han estudiado nunca chino. Y de algo que no se tiene conocimiento no se puede opinar, para que engañarnos. No te dejes llevar, que no te cuenten cuentos chinos. Prueba y ten tu propia opinión. Quizá te sorprendes a ti mismo. No subestimes tu capacidad.

Qué, ¿te animas a dar el paso definitivo?

En Nini Laoshi tenemos diferentes cursos para todas las edades y necesidades. Además, ahora que se acerca el nuevo curso tenemos promociones interesantes.

 

Festival del Medio Otoño (中秋节)

La Fiesta del Medio Otoño 中秋节 (Zhong qiu jie) debe su nombre a que cae precisamente a mediados de otoño.

En nuestro calendario coincide entre finales de Septiembre o principios de octubre. En el calendario lunar chino corresponde al decimoquinto día del octavo mes.

En la antigüedad se celebraba para agradecer a las divinidades de la tierra las buenas cosechas del año.

Esta festividad coincide exactamente en el momento que la luna está más redonda, más grande y más brillante. A los chinos les encanta contemplar la luna y alrededor de ella y esta festividad cuentan una leyenda.

Pero la leyenda, la contaré otro día, ahora lo que nos interesa es saber como celebran los chinos esta fiesta.

Día de celebración: 27 de septiembre de 2015

Qué comen: 月饼 (yue4 bing3) Pastelillos de luna y 柚子 (you4 zi) Pomelos

Los pomelos se comen por dos razones. La principal es porque el caracter (you4)de pomelo, tiene el mismo sonido que  佑 (you4) de 保佑 (bao3 you4) que significa bendecir. Así que cuando lo comen es la manera de pedir la bendición de la luna. La segunda razón, es mucho más mundana. Los pastelillos son  tan dulces y empalagosos que una fruta ácida le acompaña a la perfección, para refrescar y aplacar la sobredosis de azúcar.

yuebing pomelos

 

 

 

 

Con quién lo celebran: con familiares y amigos reunidos, contemplando la luna, pidiendo buenos deseos a la diosa Chang’E y comiendo los dulces.

Al ser una festividad celebrada en el exterior, para poder contemplar la luna, necesitan iluminarse con farolillos. Lo curioso es que estos farolillos llevan colgados unos papelillos con adivinanzas (谜语 mi2 yu3) que durante la noche son leídas por las personas del grupo y pasan un rato agradable adivinando.

灯笼

Cosas curiosas: en la antigüedad a las mujeres se les prohibía salir de casa solas. Lo podían hacer acompañadas de un familiar varón (padre, marido, hijo). Sin embargo, durante el festival de Medio Otoño, podían hacerlo solas con sus amigas, porque es una festividad muy relacionada con la diosa femenina Chang’E.

 

Poesía para el Festival del Medio Otoño (中秋节)

Vamos a aprender una poesía bien sencilla para poder el domingo recitarla contemplando la luna. Es una excusa perfecta para aprender chino de forma diferente y celebrar a nuestro modo una festividad tradicional china.

¿Listos?

luna

中秋夜  月亮圆

坐在地上来赏月

吃着月饼和柚子

喝着香茶  猜灯谜

提着灯笼走一圈

月亮啊   月亮

你要不要下来和我们一起玩

 

Zhong qiu ye yue liang ye

zuo zai di shang lai shang yue

chi zhe yue bing he youzi

he zhe xiang cha cai deng mi

ti zhe deng long zou yi quan

yue liang ah yue liang

ni yao bu yao xia lai he women yi qi wan

Cómo enviar al Dios de la Cocina de regreso al cielo

En un post anterior os narraba la leyenda del Dios de la Cocina y en éste me gustaría seguir contando más cosas sobre él.

El Dios de la Cocina tiene un mandato del Emperador de Jade, que está en los cielos: una vez al año el día 23 o 24  del mes lunar chino tiene que regresar al cielo para contarle el comportamiento de las familias chinas durante el año.  Después puede regresar a las cocinas familiares en su caballo blanco, provisto de sobres rojos con dinero (cuya cantidad dependerá del comportamiento de cada familia).

El 3 de Febrero de 2013 será el día en el que las familias chinas dispondrán frente a la imagen del Dios un altar con el fin de enviarlo de nuevo al cielo, pero antes se van a asegurar de que solo diga cosas bonitas de ellos. ¿Cómo? Pues o bien dándole dulces (una cantidad de 8, número de la suerte en China) o bien untándole de azúcar la boca. Además tenéis que acompañar estos dulces con un poco de agua, dos velas rojas y algunas varillas de incienso.

Nada difícil ¿verdad?

Cosas que tenemos que tener en cuenta:

Una vez practicado el ritual se debe limpiar el altar, y después pasados 10 días (es decir el 13 de Febrero) darle de nuevo la bienvenida a Zao Sheng pegando una imagen nueva de él, para que nos proteja todo el año.

El dios de la cocina: Leyenda

La imagen de Zaosheng suele estar siempre acompañada por la de su esposa Zao Ma

El año nuevo chino se acerca y alrededor de él hay un sin fin de actividades, leyendas y rituales que voy a ir comentando a lo largo de todo el mes en este blog.

Hoy quiero relatar la leyenda del Dios de la cocina (Zao Shen). Este dios tiene otros  muchos nombres como el señor de la cocina (Zao Jun), el abuelo de la cocina (Zao ye) o el rey de la cocina (Zaowangye).

Antes de ser un dios, Zaoshen era un mortal de nombre Zhan Lang  (Piedra de Carbón) que vivía felizmente  casado con Zao Ma, una mujer muy virtuosa. Ocurrió que el señor Zhang se enamoró de una joven mujer tan perdidamente que abandonó su casa y su esposa para vivir con ella. Fue una muy mala decisión porque a partir de ese día las cosas para Piedra de  Carbón fueron de mal en peor. La mala suerte se apoderó de él y lo fue perdiendo todo:  la riqueza y la salud, hasta quedarse solo y ciego en la indigencia.

Tirado como estaba en la calle, un día recibió de manos de una mujer un tazón de fideos. Zhan Lang empezó a llorar desconsoladamente. La mujer sorprendida le preguntó por qué lloraba, a lo que él contestó: ” Desde que abandoné mi casa y a mi mujer no había comido tallarines tan ricos”. Y sin más, empezó a relatar su desgraciada vida. Al terminar de contarlo se produjo un hecho fantástico, Zao Sheng  había recuperado la vista gracias al arrepentimiento que sentía y descubrió que la mujer que le había dado de comer, no era otra que su primera esposa, Zao Ma, que nunca había dejado de quererlo.

Tanta pena fue la que sintió al ver a su mujer que se consumió en llamas. Al subir al cielo, y encontrarse con el dios supremo, el Emperador de Jade, éste lo convirtió en guardián de los hogares, para asegurar que en ellos hubiera felicidad, unidad  y abundancia. Luego le mandó regresar una vez al año al cielo para que pudiera contarle como se habían comportado las familias durante ese tiempo para volver unos días más tarde montado en su caballo blanco y con sobres rojos llenos de dinero dependiendo de su comportamiento.

Las familias chinas tienen un imagen suya en la cocina y una vez al año, cerca del año nuevo chino, le preparan un ritual para enviarlo de regreso al cielo. La imagen se renueva cada año  y los cocineros tienen  la costumbre de mirarlo cada vez que inician su trabajo de cocineros.

CONTINUARÁ….

Actualización: En este enlace podéis saber más sobre cómo celebrar la festividad

Entrevista en Little Natives

Y

Little Natives es una empresa que se dedica a la formación de los más pequeños, para que crezcan en un ambiente bilingüe. Instalada en Madrid y con ganas de expandirse por el resto de España, ofrecen clases de inglés, aunque lo más interesante, para mi, son sus talleres de chino y su “the mandarin school” para enseñar a niños de 1 a 6 años el chino, el idioma del futuro, según algunos.

Esta empresa me hizo hace unos días una entrevista para saber no solo mi trayectoria, sino también como veo la situación de la enseñanza del chino en España.

Aquí tenéis la entrevista

Horóscopo chino: La historia

Foto: Sara Ramírez Sáez (www.kitakutikula.com)

Los chinos utilizan el calendario lunar para medir su tiempo. Aunque actualmente también emplean el calendario gregoriano, las fiestas tradicionales las siguen midiendo por el tradicional, el lunar. A cada año del calendario chino le corresponde un animal.  Aquí tenéis la historia del nacimiento del horóscopo chino o 十二生肖 ( shí ér shēng xiào)

Hace mucho tiempo, en el antiguo Reino del Centro, hoy conocido como China, vivía el Emperador de Jade. Un emperador muy sabio que gestionaba todos los asuntos de estado a la perfección. Sin embargo, el tiempo pasó y el Emperador se fue haciendo viejo. Ya no podía saber en que año vivía, ni que asuntos tratar. Así que pensó y pensó hasta encontrar una solución.

Como era un amante de los animales decidió otorgar a cada año del calendario lunar el nombre de un animal. Pero encontraba injusto elegir a sus preferidos, lo mejor sería organizar una carrera para que los 12 primeros animales (por orden de llegada) tuvieran como premio poner su nombre en el año lunar.

De esta manera el Emperador de Jade reunió a los animales y les dijo: “La semana que viene estáis todos invitados a participar en la carrera. Solo los 12 que lleguen antes tendrán premio”. Los animales se pusieron todos muy contentos. ¿Quiénes fueron los ganadores?

Antes de conocerlos debéis saber una historia que sucedió durante la carrera.

Por aquel entonces el gato y la rata eran muy, muy buenos amigos. Tan buenos, que iban siempre juntos a todas partes. Los dos decidieron participar en la carrera, pero la rata no dejó de pensar en todo la semana como poder ganarla, ¡quería ser la primera!. Al gato le daba igual, lo importante era participar.

Llegó el día de la competición. Y todos los animales atravesaron montañas, llanuras y valles. El buey, el gato y la rata eran los 3 primeros. El último tramo de la carrera consistía en cruzar un río de abundante agua. ¿Cómo podrían atravesarlo el gato y la rata? La rata, muy lista, le dijo al buey: “tu que eres fuerte y sabes nadar, podrías ayudarnos a cruzar el río sobre tu espalda. Cuando lleguemos a la orilla empezamos de nuevo la competición”. El buey, de gran corazón, aceptó la propuesta de la rata. A mitad del río la rata divisó el palacio del emperador, listo para recibir a los ganadores. Llena de ambición por ser la primera empujó al gato y lo tiró al agua. El gato empezó a maullar “miao, miao”. El buey le preguntó a la rata: ” ¿Qué es ese ruido?”, a lo que rata contestó: “es el viento, no te preocupes. Sigue nadando”. En el momento que el buey puso su pezuña en la orilla, la rata saltó por encima y ni siquiera esperó a iniciar justamente la carrera. Claro está que la primera en llegar a la meta fue ella, seguida de un cansado buey.

El tercer puesto se lo ganó el valeroso tigre, seguido de un saltarín conejo. El quinto fue el dragón, que llegó volando. La serpiente, el caballo y la cabra fueron sexto, séptimo y octavo, respectivamente. Y  el mono, el gallo, el perro y el cerdo (ansioso por celebrar su llegada con una buena comida) fueron los últimos en llegar.

Cuando la fiesta de celebración empezó y los ganadores ya comían junto al Emperador de Jade, llegó el gato muy enfadado, y se enteró de que ya no podía tener premio. Desde entonces le juró a la rata que serían por siempre jamás enemigas. Y que la cazaría allá donde estuviese para comersela.

6 cosas que debes saber antes de comprar un libro de literatura china

Se acerca la Navidad y con ella los regalos. Es el momento perfecto para regalar libros de calidad, no de esos de bolsillo. Yo quería aprovechar la ocasión para dar 6 consejos que os ayuden a diferenciar qué es y qué no es literatura china, ¡que no os den gato por liebre!

Muchas veces en nuestras librerías atribuyen autores y novelas como literatura china y resulta que no es así. Debemos saber que compramos y si realmente son representativas de este país. ¿Cómo podemos saber si tenemos un buen libro entre manos?

1. Hay que saber diferenciar entre: literatura china (escrita por chinos en China), literatura sinófona (escrita en países de habla china en chino. Pensad en los autores de Malasia, Singapur y Taiwan), y la literatura sinoamericana o sinoeuropea (escrita por chinos que viven en el extranjero y que utilizan la lengua del país de acogida).

2. Leer la mini biografía del autor: Dónde vive, dónde se crió. Si se fue de China, por qué se fue, si nació en otro país y por qué, etc.

3. Si el punto anterior no nos resuelve dudas, consultar en el interior el título original del libro (chino o en otro idioma). Si está en otro idioma es literatura sino-lo que sea.

4. Mirar dentro en la información si es una traducción directa del original. Los buenos libros son aquellos que están traducidos del chino y no de las traducciones previas que se han hecho en inglés o francés.

6. Fijaos en el traductor, un buen traductor es siempre garantía de calidad. Muchas veces reciben premios a la mejor traducción y el apoyo y/o subvención de las embajadas. Las editoriales también nos pueden ayudar mucho porque algunas tienen colección dedicada a asia oreintal y suelen ser muy rigurosos en sus publicaciones.

Nota: Estos tips sirven igual para la literatura coreana y la japonesa.

1º Curso de formación para profesores de chino en España

El fin de semana pasado el Instituto Confucio y Hanban organizaron el 1º curso de formación para profesores de chino en España. Allí estaba yo, previa selección, con un numeroso grupo de profesores chinos.

El objetivo que me llevó a participar en este curso de formación fue, no solo conocer como estaba la situación de la enseñanza del chino como segunda lengua aquí en España, sino también los materiales con los que contábamos para llevar a cabo nuestra labor educadora, además de los posibles contactos que pudiera hacer.

Todos estos objetivos se cumplieron, sí, pero hubo cosas que me llamó mucho la atención y quisiera comentar a continuación.

  1. Somos muy pocos españoles (alrededor de 15) los que nos dedicamos a enseñar chino. Y creo que deberían ponerse las pilas las universidades para introducir los estudios de Asia oriental y sinología en sus facultades de letras. Pienso que es fundamental que la gente que empiece a estudiar este idioma lo haga primero de la mano de un profesor español. Es una lengua muy difícil y que te expliquen las dificultades alguien que ha pasado por lo mismo, creedme que facilita las cosas. Y hablo porque muchos de mis alumnos así lo consideran.
  2. Falta material de calidad en español. No cumple las perspectivas. Yo confieso que solo trabajo con libros americanos, porque los considero mucho más didácticos y sencillos en la explicación, siendo la gramática mas compleja y variada desde el primer curso.
  3. Y en cuanto a los niños. Sabed que estoy muy indignada con los comentarios que oí de boca de profesores chinos. Decían que nuestros niños son un desastre en clase, que no están quietos y que no atienden a la profesora. ¿Perdona? Nuestros niños necesitan aprender jugando, porque así se enseña aquí. No pretenderéis que memoricen y hagan ejercicios uno detrás del otro sin rechistar. Se aprende jugando. Sabéis de sobra que soy una defensora a ultranza del respeto entre culturas, y esto es así. Aquí las cosas funcionan de otra manera y hay que aprender a enseñar a como se enseña en España. Didáctica y pedagogía.