Quién se acerque a visitar Beijing, ya sea con niños o sin ellos, es muy recomendable que hagan una visita al 龙在天皮影 ( lóng zài tiān pí yǐng) o el teatro de sombras de “El dragón está en el cielo“. Allí podrán disfrutar de obras tradicionales o cuentos infantiles.

Este post quería dedicarlo a todas esas compañías que se dedican a mantener viva la tradición milenaria de este tipo de teatro, cada día más cercano a su extinción. Ahora parece que solo tiene buena acogida en las zonas rurales, pero el gobierno chino está poniendo todo su empeño para que la UNESCO la añada a su lista de Patrimonio Cultural Immaterial. ¡Deseo de todo corazón que lo consiga!

Las marionetas están hechas de piel teñida de colores, y las manejan los marioneteros con unos alambres. Sobre una pantalla blanca iluminada por una linterna, les dan movimiento al son de la música (tradicionalmente en vivo, aunque ultimamente se lleva el playback) y la narración del texto. Lo que se ve desde la sala de butacas son unas preciosas sombras de colores de llamativos movimientos.

En chino este tipo de espectáculo recibe el nombre de “Sombras de piel“. 皮 (pí):  piel y 影 (yǐng): sombra.

Su origen, no exento de leyendas, data de finales de la Dinastía Ming (1386-1644) y principios de la Qing (1644-1911). Este mismo teatro se extendió por todo el Sud-este asiático, Asia central, y África.

Aquí y aquí podéis visionar  ejemplos de obras teatrales,  y os dejo con otras bonitas fotos.

Foto: Gustavo Thomas

¿No os parecen auténticas obras de arte?

Escribe un comentario